Grupo Nutresa

miércoles, 17 de agosto de 2011

Reseña Historica

En 1978, el panorama empresarial no era alentador para muchos empresarios antioqueños quienes no se sentían conformes con la serie de adquisiciones por parte de empresarios foráneos. En respuesta, el 28 de marzo Santiago Mejía, Ricardo Villa Ángel, Jorge Molina Moreno, José Gutiérrez Gómez, Vicente Uribe Rendón e Iván Correa Arango, se reunieron para conformar lo que posteriormente recibiría el nombre de “Sindicato Antioqueño”.
La creación del Sindicato Antioqueño tuvo como función principal la protección de industrias “paisa”, de los inversionistas foráneos, salvando aquellas en crisis a través del modelo de enroque, la primera empresa acogida en el seno Antioqueño hace parte del Sector textil, Fabricato.
Los objetivos del Sindicato Antioqueño comenzaron a tomar forma, irguiendo los tres pilares del sindicato Antioqueño; Nacional de Chocolates, Argos, y Suramericana.
En la década de los 80 el Sindicato Antioqueño ya había logrado proteger varias compañías antioqueñas, entre esas; Compañía Colombiana de Seguros S.A, Industria Alimenticia Noel, Cementos Argos, Tejidos Cóndor, Corporación Financiera Nacional, Nacional de Chocolates, Reaseguradora, Manufacturas Caribú, Fabricato, Construcciones Colseguros, Seminario Conciliar de Medellín, Inversiones e Industrias. Para 1991 Colombia al mando del expresidente Cesar Gaviria Trujillo afrontaba un gran cambio económico, político y social. La apertura económica generada a partir de la constitución del 1991 seria el inicio del triunfo y el final para muchas empresas nacionales.
Las alianzas estratégicas fueron las respuestas para afrontar el nuevo panorama propuesto por la apertura económica. En vista de la nueva situación que presentaría el mercado, con la entrada de empresas extranjeras, varias compañías del sindicato antioqueño optaron por esta estrategia con el fin de promover su perdurabilidad empresarial, entre ellas estuvieron; la Corporación Financiera Nacional S.A, Corfinsura, Coltabaco, Fabricato, Tejicóndor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada